Monasterio

Aunque no se puede concretar una fecha exacta de su origen, se cree que una pequeña congregación de agustinos estableció aquí un hospital para peregrinos en el siglo IX.
Entre los siglos XII y XIII el  hospital es integrado por la orden premostratense, siendo su abad señor de Urdax y Zugarramurdi hasta el año 1785.

No se conserva nada de su época medieval, siendo su época de más esplendor entre los siglos XVI y XVIII, a los que pertenecen las construcciones actuales.

El monasterio sufrió dos importantes incendios: en 1526 (cuando Navarra pierde su independencia) y en 1793 (durante la Convención en Francia, cuando tropas francesas invadieron la zona e incendiaron el monasterio y la villa de Urdax). En este ultimo incendio la gran biblioteca del monasterio, con más de 9.000 volúmenes, fue destruido.

Tras la Convención francesa (1793-1795) los monjes tuvieron que refugiarse en el santuario de Loyola hasta 1806. Poco después, en 1839, se produce la desamortización de Mendizabal (ministro español que expropia y vende bienes comunales y los pertenecientes a la iglesia). El monasterio es abandonado por la orden premostratense definitivamente, y el templo del monasterio se convierte en iglesia parroquial.

Del antiguo monasterio se conserva la iglesia y el claustro, el cual, junto a otras dependencias, forman el museo del monasterio y la exposición de arte.

El Museo de Ornamentos Litúrgicos, promovido por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Urdax-Baztan, se encuentra en las mismas dependencias del antiguo monasterio así como la exposición permanente 50 años de Pintura Vasca.